“Thor: Ragnarok” y “Justice League”, Marvel Ha Ganado La Batalla; DC Podría Ganar La Guerra

Hace tiempo, en este mismo espacio, se hacía eco del inicio de la batalla que entre HBO y Netflix había iniciado, producto del exitoso estreno de “House of Cards” por parte de la compañia de retransmisión. Ted Sarandos, el director de programación de la compañía de Internet, dijo a la revista GQ en esos días de verborreo ácido entre las dos empresas  que la meta de Netflix era convertirse en HBO antes que HBO pudiera convertirse en Netflix.

Marvel y DC Comics, en asocio con sus distribuidores Disney y Warner, tienen actualmente en la pantalla grande una disputa a muerte por la taquilla a nivel global, en muchos aspectos muy similar a la desatada entre las empresas televisivas. Con el estreno de sus últimas dos producciones, “Thor: Ragnarok” y “Justice League“, se ha llegado a un punto álgido entre en este enfrentamiento, pudiendo consagrar a la casa del ratón Mickey y su socia como la absoluta triunfadora en este round; pero con la duda de si podrá mantener su estatus en el futuro.

download

Lo primero a recordar es que la supremacía actual de Disney es algo éxotico en el mundo de los super héroes. A principios del milenio, el absoluto rey de las adaptaciones de estos personajes era la FOX, quien inició su racha triunfadora también junto a Marvel y con los “X-Men“, comic llevado a la pantalla grande con gran maestría por Bryan Singer. Ese tono maduro dado a los mutantes, sería retomado y evolucionado por Christopher Nolan en su presentación de Batman como un “Caballero Oscuro“, entregando una trilogía del hombre murcielago capaz de elevar a la Warner hasta la cima de la piramide en el mundo de los estudios de Hollywood.

Antes de la saga de los “X-Men” los intentos de Marvel por traslapar a sus personajes de las hojas a las salas de cine habían sido unos rotundos fracasos: “Elektra” y “Daredevil” (la protagonizada por Ben Affleck) son recordadas hasta hoy como un par de las peores películas de super héroes de todos los tiempos. Igual de cierto es que en los ochenta Warner conquistó al mundo con sus adaptaciones de Superman a cargo de Richard Donner y de Batman bajo la batuta de Tim Burton. Así, es claro que nada está cantado en esta lucha y que la supremacía de Marvel es una que, si la tendencia histórica se cumple, tiene todas las posibilidades de derrumbarse.

tumblr_static_marvel-dc

Decía Jerry Seinfeld a Charlie Rose en medio de una entrevista realizada por éste último, que la principal prueba que debería pasar su programa era el verlo en cincuenta años y mirar si seguía siendo gracioso. Para él, “The Honeymooners” era su serie de comedia favorita precisamente por haber pasado el test del tiempo. Entre el Universo Cinematográfico de Marvel y el Universo Extendido de DC, hay fuertes indicios que el segundo perdurará en el tiempo, mientras que el primero se quedará con el público de hoy.

Todo filme debe tener como base el ser una pieza de entretenimiento, una palabra que un cierto grupo de cinéfilos parece odiar y que quisiera desterrar del séptimo arte. Pero no es una mala connotación que una película pueda ser calificada como una pieza que produce eso en sus espectadores. Se entretiene a algunas personas con una canción de Justien Bieber y a otras con la música clásica; pasa lo mismo con quienes encuentran un goce total la lectura de la revista Hola y quienes se sienten así con Le Monde Diplomatique; y hay un público mayoritarío que se disfruta al máximo el buen humor, ligero y directo que tienen las películas de Marvel; y otros quienes encuentran en los postulados filosóficos, políticos y sociales que hay en el mundo de DC un elixir total.

W8IpLXa

“Thor: Ragnarok” es la cumbre del tipo de cine que Marvel quiere hacer. Es una película divertida, desarrollada en clave de humor para gran parte de sus secuencias y con impresionantes escenas de acción como parte esencial que sostiene e impulsa toda la trama. Hay en ella una comodidad absoluta con el personaje principal, tanto por parte del actor como de los realizadores, presentándolo en esta oportunidad con una gracia y  solvencía notoria y muy atractiva, que le ha permitido mostrarse por quinta vez al público con agrado, tanto en su parte de ser como de super héroe. La sumatoría de todo ha logrado una taquilla mucho mejor de la proyectada por el estudio.

“Justice League” no es, por su parte, una película clásica de Warner; sino una que se parece mucho a la de su competencia. Es una en la que el estudio, liderado en gran parte por uno de sus principales ejecutivos, el CEO de la compañia Kevin Tsujihara (quien ordenó una duración menor a las dos horas), transformó hasta un punto tal que se hace imposible reconocer la visión de su director, Zack Snyder. Más diciente aún, es el hecho de que Warner haya traído a Joss Whedon, cineasta a cargo de las dos entregas de “The Avengers”, a reemplazar a Snyder, quien debió retirarse en pleno proceso de filmación por un tragedia familar, intentando hacer de este filme una copia del éxito de su competidora.

3ac5bc88-6f86-4c97-b8d9-c39f3302dbd2

Esa inseguridad del estudio hacía el creador concluyó con una película sin personalidad, indefinida y algo caótica; pero sobre todo, y más grave, una desconectada del universo que venía creando Snyder desde que se puso al frente de “Man Of Steel“. En esa primera entrega, se presentaba un Superman filosófico, un ser incapaz de encontrar su espacio en el planeta al que había llegado y qué trataba de descifrar qué papel debería tener en su nuevo hogar, dadas sus inmensas ventajas frente a los habitantes de la tierra. La construcción continuó y se profundizó con “Batman Vs Superman: Dawn Of Justice“, un filme que estudiaba la posición de un ser como el hombre de Kryptón en la tierra, el que de manera lógica se consideraría más como un dios que como un extratarrestre; enfrentándolo además al terrícola más poderoso en todo el mundo.

El alejamiento causado con el universo hasta ahora creado para ese filme, buscando acercarse más al de su competidor, hace de “Justice League” un pastiche entretenido pero bastante insulso, que no cuaja a la perfección y que cambia para mal. Por algo, ha sido éste el peor estreno de los súper héores de Warner, al tiempo que el peor calificado. Ha sido tal la insatisfacción, que muchos internautas, incentivados por fotos y declaraciones compartidas por los mismos actores, le están pidiendo al estudio que para su edición en Blu-Ray se lancé el filme que tenía planeado Snyder y no el presentado en cines con los cambios profundos hechos por Whedon. Todo coincide con la mala noticia de que Affleck ha decidido volver al alcohol, después de haberse considerado superado su problema en marzo de este año.

Justice-League-13

La historia demuestra que los clásicos del cine no está conectados con las taquillas o, ni siquiera, los premios más prestigiosos del séptimo arte. Un análisis que para nada debe importarle a la gente de Warner, quienes están forzados a entregar resultados financieros éxitosos rápidos y no obras de arte imperecederas en el tiempo. Es díficil catalogar el trabajo de Snyder como uno perteneciente a los segundos; pero es clara su intención de que así sea. Su exploración madura e inteligente del mundo de los super héroes, además de ganar con el tiempo, tiene todo para ser vista con buenos ojos en el futuro.

Warner venía creando un universo profundo y astuto de éstos súper hombres desde la trilogía de Batman. Nolan, que fue productor de “Man Of Steel”, buscó traslapar esa visión y concepto a la primera película del Universo Extendido de DC. En muchos casos, se logró y, a hoy, ha venido presentando sus primeros frutos: un nuevo visionado a las anteriores entregas de esta saga ofrecerá una obra mucho mejor, más profunda e inteligente que la vista en su época de estreno. Díficilmente sucede eso con los grandes éxitos de su competidor, los que van perdiendo su encanto de manera veloz, puesto que uno de sus grandes activos, el humor, es un chiste fácil que al repetirse no causa ninguna gracia.

Screen_Shot_2017_07_23_at_3.51.21_PM.0

Queda imposible en este espacio, y casi que en cualquier otro, definir la supremacía de alguna de éstas dos megaproducciones presentadas al público con tan poco tiempo de diferencia. Pero de lejos, “Thor: Ragnarok” es un filme mejor diseñado y desarrollado que su contraparte. Lo estipulado acá es que el universo Marvel creció, dentro de lo que es su esencia, con este último filme dirigido por un hombre poco conocido como lo es Taika Waititi; mientras que lo hecho por DC es un retroceso absoluto y, en muchos sentidos, patético.

En la sencillez de su propuesta radica la grandeza de la última entrega de Marvel. No hay ninguna novedad en los personajes clásicos, son todos planos y repetidos; pero el mundo habitado por ellos es uno además de nuevo, visualmente alucinante. Donde el filme sí se luce a cabailidad es en la escogencia de Cate Blanchett como Hela, la villana de la ocasión, aceptación que se dio por la insistencia de uno de sus hijos, un inmenso aficionado al Universo Cinematográfico de Marvel. Su presencia es un refresco absoluto, como lo es también la aparición de Tessa Thompson, cuyo personaje está basado en uno que en el comic es de una mujer con rasgados acentos caucasicos; pero que como dijo su director, esa diferencia fue algo que nunca le importó porque “Tessa era perfecta para el personaje”. Y vaya que tiene razón.

6T47SJWD

Francis Ford Copolla alguna vez lo mencionó: “las cosas por las que hoy nos critican como cineastas son por las que nos alabarán en el futuro”. Si se mira la taquilla de un año cualquiera, se encontrará constantemente películas menores en los primeros puestos y grandes clásicos muchas veces apenas entrando en los listados. Filmes como “Casino” de Martin Scorsese, “Trainspotting” de Danny Boyle y “The Usual Suspects” de Bryan Singer, considerados imperdibles del cine, debieron conformarse con cifras muy inferiores a las recaudadas por películas como “Twister” de Jan DeBont, “Batman & Robin” y “Batman Forever“, éstas dos últimas una vergüenza absoluta de un tamaño tal, que hasta su director Joel Schumacher se disculpó por ellas.

Es atrevido, pero con sustento, ver en lo creado por Marvel en esta época un gran entretenimiento, de la mejor calidad, pero uno bastante perecedero. Lo realizado por DC es una apuesta más grande, más compleja, de aquellas que requieren del tiempo para ser descubiertas y disfrutadas en toda su complejidad. Marvel ha ganado la batalla por la taquilla, DC podría ganar la guerra y triunfar en el tiempo.

dt.common.streams.StreamServer.cls

 

 

 

Anuncios

Un comentario en ““Thor: Ragnarok” y “Justice League”, Marvel Ha Ganado La Batalla; DC Podría Ganar La Guerra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s