¿Es Batman Un Paramilitar?

La respuesta inmediata sería, no. Por el contrario: es un héroe. Un ciudadano ejemplar. Un modelo a seguir. Pero la realidad, tristemente, nunca es tan sencilla, porque al hacer una mirada más profunda del fenómeno, nos lleva a la conclusión que sí, que el personaje de Warner Bros. es realmente un criminal.

Bruce Wayne vio como un ladrón asesinaba a su padre y a su madre. Desde ese momento, y tal y como lo hizo Carlos Castaño, se enfrascó en una misión llena de venganza para resarcirse y expulsar su dolor. Haciendo unos imaginativos usos de sus herencias, el criminal colombiano fundó las AUC y Bruce Wayne creó a Batman.

El
El “Justiciero” Enmascarado

¿Cómo hace Nolan, y en general Hollywood, para que nos sintamos atraídos por personajes alejados de nuestra cotidianidad y a los cuales no toleraríamos en nuestra experiencia diaria? El poder de la imagen y la narrativa es sorprendente y, en estas películas, todo está puesto para justificar el accionar de aquellos que quieren que idolatremos.

En la última trilogía del “hombre murciélago”, los hechos que legitimarán el incumplimiento de la ley están perfectamente representados. En Ciudad Gótica, la criminalidad está en indices insoportables y se ha llevado como víctima a un multimillonario buenachon, cuya máxima felicidad es ayudar a los demás. Desde ese momento, para su hijo, tomar las armas es la única salida posible: la institucionalidad está destruida y corrompida, obligando a un ciudadano a llenar ese espacio dejado por la autoridad.

No se puede encontrar un discurso más de derecha en el mundo. Uribe y Bush nunca llegaron a tanto. En “The Dark Knight”, cuando Harvey Dent y Bruce Wayne debaten en el restaurante, el futuro archienemigo del héroe no tiene ningún inconveniente  en declarar su admiración por el emperador romano, dictador en términos de nuestros días, conocido en la posteridad como Cesar. Más aún, dice que como funcionario público él haría lo mismo. ¿Qué hace al escuchar esto el “bueno” de la película? Le financia su carrera política, de por vida.

Un vigilante.
Un vigilante.

Pero si la filosofía que domina a los buenos es preocupante, la que está detrás de los malos es escalofriante. Según un personaje de la película, el “Joker” es uno de esos criminales que “solo quieren ver el mundo arder”. No justificaciones, ideales o necesidades reales que lo impulsen; solo el afán de hacer daño. ¿Cómo no usar la fuerza contra ese tipo de enemigos? Es lógico, la única salida posible. No se puede debatir con él, no se puede dialogar sobre nada. Hay que destruirlo a la mayor celeridad.

En la última entrega, la situación se lleva a un extremo mayor. Bane, en “The Dark Knight Rises”, lidera a un grupo de revoltosos anárquicos que se toman la calle sin objetivo alguno. Esa película, en medio de las manifestaciones de Occupy Wall Street en Manhattan y los Indignados en España, debió haber sido un polvorín político, puesto los coloca a ellos como una amenaza para el statuo-quo. De nuevo, llega el hombre disfrazado de murciélago a restablecer el orden y salvar a la ciudad de estos desadaptados inconformes buenos para nada. No hay nada de parte de ellos que valgan la pena. Acabarlos es la única salida.

27363_batman_bane

Ahora, desde el punto de vista cinematográfico, la creación de estas películas es realmente genial. Los buenos están hechos para sobresalir, los malos están hechos para ser destruidos. El problema es que esos imaginarios pueden traslaparse a la vida. Pero se advierte: eso no es culpa de los creadores. Es culpa de la falta de educación de las personas. Batman es una ficción. Así lo debemos entender. Pero pareciera que no supiéramos separar esas cosas.

Porque hay una contradicción profunda en las personas que les parece bien que un ciudadano tome las armas para hacer justicia, para vengar; pero por el contrario use su propia fuerza para resarcir necesidades básicas. Es preocupante que con los criminales más pobres, quienes sin duda alguna tienen más justificaciones para actuar de esa manera, seamos tan intolerables; pero con las organizaciones criminales mafiosas y poderosas, seamos tan permisivos, llegando incluso a admirarlos. Frente a un Castaño, cuyo único afán era acometer una venganza, los colombianos se sentían atraídos; puestos a analizar a unos ciudadanos que roban y claramente a penas tienen para comer, los nacionales nos vemos impulsados a lincharlos en la calle.

The Dark  Knight Logo
The Dark Knight Logo

No arrancó esa moda en Hollywood con esta trilogía de Batman. Desde los años ochentas, los héroes de acción, liderados por actores como Stallone y Schwarzenegger, quienes nunca prestaron servicio militar, tienen como agenda oculta en sus películas, el promocionar la salida armada a los conflictos. Y ese mensaje se traslada fuertemente a las ciudadanías. En Cobra, Marion Cobretti le dice a Ingrid Knudsen que el problema con la sociedad es que los policías arrestan a los criminales, pero los jueces los sueltan. Es decir, los ciudadanos no tenemos derecho a un juicio.

Y claro, las películas de Nolan dejan en claro que la fuerza pública está detrás del súper héroe. Gordon en algún momento dice que la política oficial es atraparlo al momento de verlo. Pero al igual que sucede con el ejercito colombiano y las autodefensas, es pura palabrería. Gordon se demuestra aliado del hombre que debería arrestar, convirtiéndose en un policía corrupto, tal como los que él quería destruir.

En definitiva, Batman sí es un paramilitar. Pero si hay algo que todo esto demuestre, es que Hollywood sabe hacer sus cosas. Las tres últimas películas del millonario aventurero disfrazado son magnificas producciones. La primera es de lejos la mejor, la segunda es la más espectacular, la tercera cometió un logro enorme al mantenerse en algunos momentos a la altura. Pero no  por su espectacularidad, se debe desencantar uno con los cantos de sirena: es bueno ser un paramilitar y un justiciero en el cine; no en la vida real.

Batman, Un Criminal Idealizado
Batman, Un Criminal Idealizado
Anuncios

5 comentarios en “¿Es Batman Un Paramilitar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s